El movimiento CCM

Crear un sindicato desde cero es un camino largo, obligado a pasar por un laberinto burocrático, lleno de estereotipos y muy mal valorado. Nada nuevo, en cierto modo ha sido como ir cada lunes a trabajar. 

Ahora bien, igual que cada semana sacamos el trabajo adelante y mes a mes se ven los resultados, desde que CCM salió a las redes sociales no dejamos de ver también esos resultados. 

 

Y es que algo nuevo se está moviendo. Lo notas en las conversaciones de café, lo leemos en los comentarios de nuestra encuesta, en los que nos preguntan dudas a través de las redes sociales, en los que nos ayudan de manera anónima y en los que colaboran de manera más activa. El movimiento ha empezado y coge fuerza, depende de nosotros mismos hasta donde llevarlo y para ello, toda ayuda cuenta.

 

¿Te apuntas al movimiento?

Colaboradores y Cuadros en Michelin no surge por el aburrimiento de nadie, no es la vía de escape de cuatro protestones a los que Twitter se les ha quedado corto. CCM nace como solución lógica al hartazgo general que el colectivo mensual tiene desde hace años. Y sobre todo, por el convencimiento de que nadie lo va a hacer por nosotros.

Algo se empieza a mover